Oración por las vocaciones de San Juan Pablo II


¡Señor Jesús!, Pastor de nuestras almas, que continuas llamando con tu mirada de amor a tantos y a tantas jóvenes que viven en dificultades del mundo de hoy,
abre su mente para oír entre tantas vocesque resuenana su alrededor,tu voz inconfundible; suave y potente,que también repite hoy: “Ven y sígueme”.
Sensible a las esperanzas de los hermanos que piden solidaridad y paz, verdad y amor. Orienta el corazón de los jóvenes hacia la radicalidad evangélica
capaz de revelar al hombre moderno
las inmensas riquezas de tu caridad.

Mueve el corazón de nuestra juventud a la generosidad y hazla

¡Llámalos con tu bondad, para atraerlos a Ti! ¡Préndelos con tu dulzura, para acogerlos en Ti! ¡Envíalos con tu verdad, para conservarlos en Ti! Amén.


Buscar este blog